El movimiento de la papa

En Grecia la organización sin fines de lucro “O topos mu” da el ejemplo de lo que se puede lograr con un alto nivel de organización y solidaridad.

potato_power_logo_sm

En la pequeña ciudad de Katerini, de 55 mil habitantes, ubicada en el norte de Grecia, se realizó lo que los medios de comunicación dieron a conocer como el “movimiento de la papa”.

Un grupo de voluntarios contactó directamente a productores de papa del pueblo de Nevrokopi, acordó un precio de 25 centavos de euro por kilogramo (un tercio del precio establecido por los supermercados) por 24 toneladas de papa y colocó la oferta en internet para reunir peticiones hasta que se garantizara su venta. La oferta tuvo mucho éxito y mucha difusión, no sólo en medios alternativos sino también en medios convencionales. El proceso se repitió en la misma ciudad, esta vez con setenta y cinco toneladas. Otras ciudades en Grecia siguieron el ejemplo.

La venta de papas sin intermediarios

La organización se hizo a través de internet. Se ofrecieron paquetes de 5, 20y 30 kilogramos de papas. Los interesados hicieron sus demandas en línea mediante un formulario que se puso a disposición una semana antes de la cita. Un día antes, los que habían confirmado su pedido recibieron un mensaje en su celular en el que se les pedía llegar a una hora específica. Cada media hora se programó la llegada de 130 consumidores, de los 530 que habían confirmado sus pedidos.

Las indicaciones en línea pedían ser puntuales, seguir las instrucciones de los voluntarios para estacionar su coche, llevar la cantidad exacta de dinero, pasar por un puesto de control en el que se confirmaba la petición, dirigirse al puesto del productor para pagar, tomar el producto y salir del lugar lo más pronto posible. En cuatro horas terminó todo, sin ningún problema. Para el segundo pedido, las familias que hicieron demandas aumentaron de 530 a 1110. Solicitaron 75 toneladas de papa en 20 horas por internet. La lista con todos los nombres se hizo pública en línea para evitar la llegada de personas que no habían hecho algún pedido.

 La idea, el impacto de la venta y el movimiento

Como dicen los participantes del grupo, el impacto fue inmediato. Uno de los supermercados locales bajó, durante la semana que empezaron los pedidos por internet, el precio de la papa de 70 centavos de euro a 35 centavos por kilogramo, en la compra mínima de 10 kilogramos. Esta fue, precisamente, la meta de la iniciativa: dar un golpe a la especulación de los precios que afecta la economía de los consumidores y chantajea a los productores.

 Los miembros del grupo afirman que se dedican a materializar ideas. Cuando alguien tiene una idea la propone, se la informa a todos los miembros (que hoy rondan los dos mil), se publica en su sitio web y durante una semana se enlistan los interesados. La historia de “O topos mu” es muy basta. El grupo ha realizado actividades como monitoreo y propuestas para el manejo de la basura de la región, acciones de sensibilización para reciclar, talleres sobre el alcoholismo en la adolescencia, jornadas para el libre acceso a las calles para personas con discapacidades, manejo responsable del automóvil, el uso de bicicleta y apoyo a la biblioteca local, entre muchas otras. Todas ellas se han diseñado también para impartirse en las escuelas locales.

potato-movement-C-Gerasimos-Koilakos_Invision-Imag

Fuente: desinformémonos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *